FAMOSOS AL DESNUDO
Ellos también se desnudan, y nosotros recopilamos los mejores desnudos para que tu puedas tenerlos en tu pantalla...

TIPO: VÍDEOS HQ
ENTRAR

 

 

SEXO CASERO JAPONESAS FOTOS GRATIS GAY SEXO GRATIS JÓVENES  JOVENES GAY
SEXO GRATIS  SEXO LESBIANAS SEXO FETICHISTA VOYEUR SEXO TGP EN PELOTAS
SEXO  AMIGOS SEXO VOYEUR SEXO ANAL SEXO ORAL SEXO FRANCES SEXO NOVATAS
SEXO DORMIDAS SEXO AMATEUR  SEXO GRATIS ANAL SEXO  JOVENES SEXO CASADA SEXO DE TODO
SEXO ORAL SEXO ADULTOS SEXO RUSAS SEXO CHULO SEXO STAR CHICAS
SEXO  LESBIANAS SEXO JÓVENES  VOYEUR JUEGOS GRATIS HOROSCOPO GRATIS JUEGOS
JUEGOS GRATIS SEXO GRATIS ULTIMAS NOTICIAS NOTICIAS DE GUERRA RELATOS JUEGOS ONLINE
SEXO ORAL SEXO ANAL AMATEUR SEXO GAY CHICOS FOTOS GAY

 

Alrededor de las doce de la noche mi amigo me pasa a buscar en su coche y nos dirigimos a la casa de esta chica, que la llamaremos Ana. Ella tenía 22 años, ya en la sala de la casa, abrimos unas cervezas y comenzamos a beber, Ana no paraba de preguntarme sobre qué cosas hacía yo con los tipos en la cama, que me gustaba más...si chupar o que me la chupen...etc. Walter ya medio aburrido del tema dijo con una sonrisa: "empezamos mejor? ¿Qué quieres hacer Ana??".

La chica se acercó a mi amigo y apoyando una mano en la entrepierna del chico, le lleno la boca con su lengua, lo empujó sobre el sofá y se empezó a quitar la ropa. Con un pañuelo que traía en su cuello improvisó una venda para los ojos de Walter, que a esa altura estaba excitadísimo. Su pija rogaba por salir del pantalón. Walter se dejaba vendar mientras manoteaba las tetas de Ana. Yo sentado en otro sillón comencé a calentarme, obvio mirando a Walter. Si bien hacía años que nos conocíamos nunca había pasado nada entre nosotros, por cierto estúpido respeto a la amistad que nos teníamos. Hasta esa noche.

Ya con los ojos vendados, Walter se sacó las zapatillas y Ana lo ayudó a sacarse los pantalones. No usaba ropa interior, eso me volvió loco.
Ana se tragó los 19 cm de pija de mi amigo de un solo saque. Le agarraba los huevos con las manos, se los llevaba a la boca, primero uno...después el otro...para volver finalmente a la pija dura del pibe.
Walter gemía como loco, Ana le mordisqueaba las tetillas, las orejas, el cuello. Mientras él a tientas trataba de llevarse una teta de ella a la boca. Cuando notó que se venía, paró y le dijo algo al oído que no alcancé a escuchar. La respuesta de mi amigo fue terminante: "NO."